Palabras Intoxicadas

Como los Cristianos hablamos mucho de ser bíblicos, debemos tener cuidado con algunas palabras bíblicas que con el correr del tiempo se intoxicaron y hoy en día no comunican lo que los escritores del Nuevo Testamento tenían en mente.

Una de esas palabras es IGLESIA, que viene del latín ecclesia, y del griego ekklesia, la cual originalmente se refería a un grupo de personas llamadas afuera para discutir asuntos de la ciudad en la Grecia antigua.


Los escritores del Nuevo Testamento usaron la palabra ekklesia para referirse al grupo de personas llamadas afuera para tratar los asuntos del Reino de Dios. El apóstol Pablo para describir la interdependencia y las relaciones entre los integrantes de la ekklesia, dijo que es el cuerpo de Cristo porque, así como en un cuerpo los miembros se pertenecen y se relacionan, así mismo debe suceder entre los llamados por Cristo.


De acuerdo a estos conceptos me hago las siguientes preguntas:

  1. ¿Por qué decimos que vamos a la iglesia si la iglesia somos nosotros?

  2. Si nosotros somos la iglesia ¿Por qué le ponemos a nuestros edificios un rotulo que dice iglesia X o iglesia Y?

  3. Si nosotros somos la iglesia ¿Por qué cuando alguien se disgusta, decide asistir a otro edificio y dice que se fue para otra iglesia?

  4. Si la iglesia es llamada a expandir el evangelio ¿Por qué el énfasis principal es la asistencia al edificio?

  5. Si un elemento importante de la iglesia son las relaciones ¿Por qué se llama iglesia del aire a los que escuchan desde sus camas a un predicador por televisión?  


Note que no he dicho que sea malo reunirse en un edificio para glorificar a Cristo. No creo que el problema este en el edificio, está en nosotros que preferimos ir a la iglesia en vez de ser la iglesia.